Márquez Talledo: inmortal de la música criolla

 

por José Cabada, Octubre de 1994. Publicado en "Peru de los 90", ahora: Peru News Review" José Cabada es sobrino de Eduardo Márquez Talledo, el vive en EEUU desde hace más de 40 años, y dirige Peru News. Pepe tuvo la oportunidad de gozar a su entrañable tio y cuenta anecdotas que pintan la simpatia y el cariño que Márquez Talledo tenía por los que lo rodearon. Eduardo Márquez Talledo nos dejó hermosas inspiraciones, cantándole al amor. Hizo posible su confesieon pública que no era el característico peruano machista. Todo lo contrario, le cantó a la mujer en su más y mejor estima.
 La herencia que recibimos de él fue compartido a todos los seres humanos del mundo entero. Enseñó y demostró que el hombre debe alejarse de la mujer amada si las circunstancias demanda el sacrificio de tener que hacerlo y de allí su famoso vals "Nube Gris". Su mensaje comenzó a ser la nueva tónica al amor y se le reconoció a nivel mundial. Su vals se escuchaba en los aeropuertos internacionales, hasta en los supermercados de los Estados Unidos, sobretodo en California.
Fue el primer compositor peruano que recibió regalías en dólares de diferentes países, siendo uno de ellos Suiza y en México, en una de sus películas incluyeron "Nube Gris". A la mujer chalaca le dedicó la alegre y contagiosa polka "Chalaquita" ("Linda chalaquita angelical..."que la cantaban muy bien las hermanas Graciela y Noemí Polo, "Las Limeñitas". Con su inspiración "Ventanita" nos dejó el recuerdo de una vecina amiga que se fue y ya no salía a regar las flores de su ventana.( "Ventanita, ventanita silenciosa...ya no asoma a los cristales la preciosa, compañera que se fue y nos olvido")
Márquez Talledo, creador y primera guitarra del Conjunto Callao, lo formó con "Pipo" Comena, Meckenburg y otros distinguidos criollos. Jesús Vásquez, Delia Vallejos, Esther Granados no dejaban de asistir a su casa en la calle Constitución para enseñar sus nuevas inspiraciones.
 
 


 

José Cabada Editor de Peru News
Dedicatoria de EMT a su sobrino José Cabada
Su esposa Olga, cariñosamente le decían "Olguita" supo comprender con paciencia que esu esposo estaba escribiendo su nombre en la historia de nuestro acervo popular en la historia de la música peruana cada vez que acudían a su casa connotados criollos.
Se le recuerda al Maestro Eduardo Márquez Talledo por su gran cariño al puerto que lo vio nacer. Se preocupaba bastante por la juventud chalaca. "Aquí tenemos buenos elementos" y cuando veía a la jueva generación pulsando la guitarra les preguntaba: "Ensayando muchachos. ¿A quién van a serenater?" A veces se unía a ellos para 'acompañarlos".
En las tertulias criollas, nopodía faltar ese vals que es un homenaje al amor: "Desconsuelo" (Yo se que que del amor que me tenías, no queda ni la más leve añoranza, que nunca volverán las horas idas, que hicieron de los dos una sola alma..." En cierta oportunidad, se le vió comprando hueveras fritas, en sus panquitas y su argumento era que " es el caviar chalaco". A ese caviar se le acompañaba con un "lija" que era la mezcla del vino Huscarucho y la Kola Chalaca "para balancear el vinacho. Eduardo Márquez Talledo, de estirpe noble, fue privilegiado por los dioses, aquel que se rindió al amor, a la mujer y a su puerto chalaco (Vals Callao).