Granda: últimos años

Alejandro Granda recibido triunfalmente en el Callao 1947

Cuando terminó la segunda guerra mundial, Granda atravesó un momento difícil. Su casa propia de Milán había sido destruida por los bombardeos. Su voz ya no era la misma de antes. Entonces se consagró a la enseñanza de cantantes en Estados Unidos y en México.Lucrecia Sarria, que en Europa compartió durante siete años su carrera musical, recuerda que él siempre había soñado con fundar una gran Escuela de Ópera del Perú . Desgraciadamente, sólo en los últimos meses se le dio un nombramiento para el Conservatorio Nacional de Música. Hasta mediados de año, estuvo enseñando su especialidad en Norteamérica.

Granda, sin embargo, hombre fuerte, sano y alegre, nunca tuvo un palabra de amargura sobre estas cosas. Los que cantan hermosamente no tiene fibras para el rencor.La muerte, en forma de ataque cerebral, le sorprendió la tarde del lunes 3 de setiembre de 1962. Murió en la casa de su familia en el Jr Supe en Santa Marina, distrito del Callao.

Granda y el Callao
Es realmente muy poco lo que ha hecho el Callao por aprovechar la dimensión de este amante de su puerto y figura señera digna de imitación por la juventud. El Teatro Municipal lleva su nombre, a pesar que algunos funcionarios municipales y de la CTAR Callao, lo siguen llamando Teatro de La Comedia, hoy semidestruido y saqueado es un pobre homenaje a la dimensión de este tenor, "el más grande de América".

Agradecemos a la Sra Carmen Angobaldo Granda, sobrina y a Miguel Molinari Portal, promotor cultural y conductor del programa radial 'Antología Lírica' que se transmite por Radio Filarmonía, por facilitarnos esta valiosa información sobre Alejandro Granda.