Corrupción en peaje Faucett investiga Congreso

A propósito de la puesta en el candelero del viajo problema del peaje Faucett, la prensa limeña a dedicado buen espacio a esclarecer la corrupción.

El proyecto aparece registrado en por lo menos tres Vladivideos, en ellos se muestra como Montesinos, Crousillat y Kouri conversan sobre el "peaje". Como se sabe la salita del SIN era un centro de convenciones de negocios ilícitos promovidos por el asesor de Fujimori.

"La historia del proyecto de la vía expresa del Callao viene cargada de hechos que obligan a la legítima sospecha. Como la presencia del suegro de Álex Kouri, Augusto Dall'Orto Falconí, en la presidencia del comité de concesiones que otorgó la buena pro al entonces llamado Consorcio CCI – Convenciones Perú (actualmente Convial Callao S.A.).

De acuerdo con información proporcionada por el congresista Víctor Andrés García Belaunde , Dall'Orto renunció al cargo días antes de que su hija, Claudia Dall'Orto García, contrajera matrimonio con Kouri en enero del 2000. Es decir, antes de que se oficializara el parentesco político. Lo reemplazó Édgar Barriga Calle, nada menos que su socio comercial.

En efecto, una búsqueda en Sunat arroja que Barriga –Dall'Orto S.A.– Ing. Consultores es una empresa que se especializa en la consultoría de temas relacionados con la arquitectura y la ingeniería. Y a Barriga le correspondió otorgar la buena pro en febrero del 2000, según se lee en la resolución de la Municipalidad Provincial del Callao publicada en El Peruano.

¿Casualidad? Para quienes piensan de esa manera, acaso el siguiente dato les haga plantearse serias dudas. Ocurre que la empresa Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. (ICCGSA), accionista de Convial Callao, tiene como uno de sus directores a Roberto Dall'Orto Lizárraga, sobrino del suegro de Kouri. Así consta en Registros Públicos. ¿Eso no se llama conflicto de intereses?

Contrato remendado

Toda historia tiene un inicio y el de esta se remonta al 21 de junio de 1999, cuando se convocó al concurso de concesión para la construcción de la Vía Expresa del Callao. Nueve días después, el 30, una resolución del entonces ministro de Transportes, el fujimorista Alberto Pandolfi Arbulú, incorporó la avenida Elmer Faucett a la red vial nacional, permitiéndose el cobro de peaje.

Convial se inscribió en Registros Públicos el 17 de marzo del 2000 y el contrato con la Municipalidad Provincial del Callao se firmó el 30 de marzo del mismo año. El documento ha tenido hasta siete adendas. La más polémica, sin embargo, es aquella que permite a la concesionaria cobrar peaje por una obra que ni siquiera ha llegado a su tercera parte. El convenio original establecía que la vía expresa solamente podía explotarse una vez se concluyeran todos los trabajos.

Las cosas tampoco están nada claras respecto al capital social de Convial y que, por contrato, está obligaba a tener: doce millones de dólares a la finalización de la obra. Ahora, ¿de qué sirve que la empresa que viene a invertir disponga de capital social solamente al final? Y mientras tanto, ¿de dónde sale el dinero?

Pues bien, la Municipalidad Provincial del Callao (mediante otra adenda) otorgó a Convial "las garantías necesarias" para conseguir un financiamiento. De acuerdo con García Belaunde, este provino del Banco Financiero: quince millones de soles.

Sus sospechas apuntan a que esa suma se empleó para la construcción de la primera parte de la vía expresa y que el préstamo bancario se está pagando gracias a los ingresos generados por el (adelantado) cobro del peaje. "En buena cuenta, (Convial) no trajo nada, cero", añade el legislador.

De ser cierta la hipótesis, se trataría de un "negocio redondo". Ante la Comisión de Fiscalización del Congreso de la República, el gerente general de Convial, Javier Roberto Lowry, declaró que por peajes su empresa recibe cinco millones doscientos mil dólares anuales. "Llevan cobrándoles a los automovilistas un año y medio. Eso significa que deben haber ganado unos ocho millones de dólares hasta el momento. Hace rato recuperaron lo invertido", sostiene García Belaunde. Y eso que el plazo de concesión es a 30 años.

Existen muchos más puntos sobre los cuales se necesitan aclaraciones. Acá apenas hemos esbozado algunos. Lo que ha quedado meridianamente claro es que, detrás de Kouri, han hecho causa común sus aliados de siempre, los fujimoristas, y con ellos el gobierno aprista, en donde destaca el primer vicepresidente Luis Giampietri, de las chalacas filas de Chimpún Callao.

Un sospechoso concierto mediático hizo pasar por desapercibido un hecho lamentable: la Comisión de Fiscalización no ha podido solicitar el levantamiento del secreto bancario de Kouri porque las bancadas del Apra y el fujimorismo rechazaron el pedido de facultades extraordinarias.

Eso por un lado. Por el otro, Kouri, en lugar de plantear una defensa con argumentos sólidos, ha preferido declararle la guerra al contralor Genaro Matute, a quien acusó de "mal informado" e "irresponsable" luego de que este último revelara los problemas que su despacho ha tenido para investigar el caso. Hubo un suceso en particular que alertó a Matute: la extraña desaparición de documentos que la comisión de la Contraloría destacada en la Municipalidad del Callao había venido revisando y que, finalmente, aparecieron días después.

A todo esto debe añadirse el silencio de los involucrados. Quisimos entrevistar a algún representante de Convial, pero desde la agencia de comunicaciones Llorente y Cuenca (especialista en ponerle piedras a los periodistas que investigan) nos dijeron que ello era imposible. Apenas nos enviaron la posición oficial de la empresa en un archivo de texto.

Igual suerte corrimos con Kouri y con el nuevo alcalde del Callao, Félix Moreno, quien ha heredado de su líder la cruz de la vía expresa cuestionada. Ninguno pudo (o quiso) conversar con La República. Parecen muy tranquilos. Como en otros tiempos cuentan "con todo el apoyo". Y ya sabemos qué puede significar esa frase."

Tomado de La República Domingo 14 Mayo 2007

 

 

 

 


Kouri - Montesinos en Base Naval

García Belaúnde denuncia amenazas

El congresista de Alianza Parlamentaria, Víctor Andrés García Belaunde, denunció hoy (22 mayo 2007) haber recibido amenazas de muerte y señaló al presidente regional del Callao, Alex Kouri, como el presunto responsable de ese hecho.

"Hay una campaña de Kouri con todas las bandas organizadas que maneja en el Callao para amedrentarme pero no lo va a conseguir", sentenció el parlamentario, quien es autor de las denuncias contra el ex alcalde del Callao por supuestas irregularidades en la ejecución de las obras del llamado Peaje de la Avenida Faucett.

"Son demasiadas casualidades", señalo García Belaunde mostrando en su teléfono movil el mensaje amenazante.

El legislador aseguró que la citada Vía Expresa es "la autopista de Montesinos", porque el ex asesor "la ofreció a muchas personas".

Sostuvo que Kouri viajó en un vuelo privado a Buenos Aires sólo 48 horas después de la fuga de Montesinos a Panamá y que regresó dos días después.

"Todos sabemos de los contactos de Montesinos en Buenos Aires, donde se compró un penthouse, y Kouri viajó a Argentina inmediatamente después de la fuga, seguramente para rastrear algunos negocios", señaló.

García Belaunde remarcó que el contacto Montesinos-Kouri-Convial (empresa constructora de la autopista) se fraguó en el SIN y sustentó su afirmación aludiendo a una conversación grabada en video entre el ex asesor y la autoridad regional sobre un "consorcio argentino".

Enfatizó que la cuestionada autopista es "una total estafa" y que no se ha invertido 18 millones de dólares sino sólo uno o dos y el resto es un invento.

También cuestionó a la empresa supervisora de la obra, Alfa Consult, que –dijo - tiene tres denuncias por falsear información y fue retirada de dos obras por Ositran, debido a su poca seriedad.

Igualmente, desechó la versión de Kouri según la cual él fue proveedor de alfombras de la región Callao durante la gestión de Rogelio Canches, a través de su empresa Framar.

"Fueron ventas muy pequeñas en el 2004 de una empresa grande con 70 años de creada. Yo no soy directivo ni gerente, soy accionista con el 15 por ciento. Esto es una jugarreta difícil de aceptar".